Sobre Mi


Mi vida como fotógrafo de bodas en Barcelona

Hola! Me llamo David, David Pla por más señas y soy fotógrafo de bodas en Barcelona. Que sea fotógrafo de bodas en Barcelona, no quiere decir que solo lo sea allí y no me dejen salir de la ciudad condal, sino que me presento como fotógrafo de bodas en Barcelona pues porque vivo allí, pero puedo desplazarme hasta los confines más recónditos de la tierra, e incluso del universo, si es para realizar vuestro reportaje de boda.

Llevo realizando fotografías de boda desde hace solo 24 años, casi 25 y empecé en esto como se empiezan las grandes cosas, es decir, por casualidad. Allá en el año 1993 yo era un estudiante de fotografía, lleno de ideales y que veía la fotografía de boda como poco más que un subgénero, hasta que un fotógrafo de bodas en Barcelona me ofreció echarle una mano y acepté, en principio como algo temporal, para ganar pasta pues yo estaba llamado a lidiar en cotas más altas y a optar a premios Pullitzer y World Press Photo, pero al poco tiempo, la fotografía de bodas me atrapó y decidí que aquello era lo que yo quería hacer!

 Me encanta ser fotógrafo de bodas en Barcelona

Al poco de empezar de ayudante con este fotógrafo de bodas en Barcelona ya me estaba dedicando a esta disciplina en exclusiva, trabajando para diversas empresas del sector y creando mi propio laboratorio fotográfico en el que trabajaba para diversos fotógrafos principalmente de bodas, hasta que finalmente decidí que quería ser fotógrafo de bodas en Barcelona, pero con nombre propio, con mi propio estilo y es ahí cuando más empecé a disfrutar.

Ser fotógrafo de bodas en Barcelona me hace disfrutar muchísimo no solo de la fotografía, que también, sino del trato humano con las diversas parejas, conocerlas, saber lo que esperan, lo que buscan, ganarme su confianza y es a partir de este momento cuando todo fluye de maravilla y cuando consigo robarles las mejores imágenes.

Veo que me estoy enrollando demasiado, pero mejor os lo cuento en persona en el video que tenéis a continuación.

Espero que os guste y no os riais mucho de mis dotes interpretativas por favor.

 

Si después de esto aún os planteais que pueda ser el fotógrafo de vuestra boda o si tenéis cualquier duda y no habéis huido despavoridos al verme, no dudéis en contactar para que os pueda ayudar, para concertar una visita, para reservar la fecha de vuestra boda o para lo que os apetezca.

¡Nos vemos muy pronto!